testamento1

¡No heredes problemas! Haz un testamento

Septiembre: “Mes del testamento”

En el año 2003, la Secretaría de Gobernación convocó al Notariado Mexicano para promover entre la población el otorgamiento de testamentos. Con ello, se busca fomentar la cultura de la legalidad que debe existir en nuestra sociedad.

Los integrantes del Colegio de Notarios del Distrito Federal respondieron a esta convocatoria, sumándose al esfuerzo de todos los notarios mexicanos, incrementando las horas y días de atención al público en sus oficinas y reduciendo el arancel correspondiente.

Tener un testamento es el primer paso para que tus bienes no se conviertan en líos para tus herederos.

Toda la vida trabajas para crear un patrimonio y por no dejar las cosas claras en un testamento puedes perder gran parte de lo acumulado.

Para que todo lo que logres en la vida no sólo lo disfrutes tú, sino que llegue a mejorar la vida de tus herederos, debes tener un testamento y dejar tus papeles en orden.

El Testamento es un acto personalísimo, revocable y libre, por el cual una persona capaz dispone de sus bienes y derechos, y declara o cumple deberes para después de su muerte. 



Su definición general se refiere a un instrumento legal que expresa la voluntad del legitimo propietario o testador, para que una o varias personas determinadas, adquieran el derecho de su propiedad después de su fallecimiento, éstos serán los legítimos herederos de su bien.
Jurídicamente se refiere al acto por el cual una persona dispone de todos sus bienes o parte de ellos para ser distribuidos después de su muerte.

El testa… ¿qué?

El testamento es el documento que permitirá que tus deseos se cumplan a la hora de tu fallecimiento, es decir, que lo que tienes de bienes lleguen a las personas que tú has estipulado.
Lo puedes hacer desde que tienes 16 años y sólo necesitas tener una identificación oficial y visitar a un Notario.
La idea de este documento no es pensar en la muerte, sino estar tranquilo y vivir tu vida.
Es tan sencillo que puedes hacerlo sobre “tus bienes presentes y los futuros”.
Y si sigues la regla de que sea un documento sencillo y muy claro es probable que no tengas que revisarlo durante muchos años.
Hay dos figuras importantes en el testamento:
Los herederos y el albacea.
Los herederos son las personas a quienes quieres dejarles tus bienes y el albacea es la persona que se encargará de que lo que establezcas en el testamento se realice.
Y de hecho, una se las primeras tareas que se tienen, es hacer un inventario de los bienes para que todos lleguen a las personas adecuadas.
A la persona que escojas como albacea debes avisarle, y preguntarle si está de acuerdo en serlo.
El “albacea” debe ser alguien de ABSOLUTA confianza, en el que se tenga la seguridad de su congruencia ética y moral para cumplir al pie de la letra lo establecido en el testamento
Lo personal

Los hijos:

Una de las partes complicadas del testamento es establecer –si tienes hijos menores de edad- quién va cuidarlos.
En este aspecto hay dos figuras en las que debes pensar: el tutor y el curador.
El tutor será quien cuide de tus hijos y los bienes que les dejes hasta que sean mayores de edad. El curador es el “policía” del o los tutores.
Joyas y las obras de arte:
Si tienes joyas y obras de arte, es otro de los bienes que debes especificar en tu testamento.
Lo que se recomienda es tener un inventario de qué es lo que tienes y a quién se lo quieres dejar, si es que lo deseas especificar.
Esto se puede hacer en un anexo al testamento. Pero por ahora, no está de más que tengas un inventario en casa de lo que vas adquiriendo.

Tus bienes inmuebles

En el testamento no necesitas especificar cada uno de los bienes inmuebles que tienes y a quién se lo quieres dejar, a menos de que así lo desees.
La recomendación es que para no heredar problemas con los bienes inmuebles tengas en regla:
La escritura, el pago del predial y del agua.
¿Por qué?, porque si no lo tienes, entonces tus herederos deberán regularizar el inmueble y pagar las deudas de éste, con recargos.

Por ejemplo, si inviertes en bienes raíces entonces no es conveniente que en el testamento especifiques todos los inmuebles que tienes y a quién se los quiere dejar, pues es probable que surja alguna oportunidad y que vendas alguno.

Se recomienda mencionar un bien inmueble en el testamento cuando consideras que se quedará en tu patrimonio para siempre.
Si tu casa está escriturada a nombre de tuyo y de tu pareja, pero se divorcian, entonces cada uno tiene el 50%.
No te preocupes sino tienes la escritura de tu inmueble, lo que necesitas es el número de la escritura, la fecha de adquisición y el nombre del Notario encargado.
Los notarios guardan los documentos durante cinco años y después los envían a un archivo, así que siempre puedes sacar la copia de una escritura con estos datos.
Otros datos que debes tener, si es que no tienes un archivo completo, es el de la cuenta de predial y de agua.
Cuentas de banco, inversiones y seguros

Cuando se abre la cuenta de cheques o la de inversiones y se contrata un seguro se establece quién es el beneficiario de dicho bien.
Hay que tener los papeles ordenados en un archivo y que tus hijos, el albacea o tus herederos sepan dónde están, quién es el beneficiario y en qué situación está cada cuenta o seguro.
Por otro lado, para cobrar los seguros se necesita el acta de defunción.

¿Y cuánto cuesta testar?

Según datos del Colegio de Notarios, un testamento en el Distrito Federal cuesta alrededor de $3,500 pesos.

Pero si aprovechas el mes del Testamento que es en Septiembre, entonces el valor se reduce a aproximadamente $1,500 pesos.

Y para los adultos mayores está el programa ‘Testamento de adulto mayor’, el cual está vigente todo el año, con un costo de 400 pesos.

Intestado:

Situación que se produce cuando la persona que fallece lo hace sin testamento, o sin testamento válido.

Dicha situación se genera cuando una persona muere sin otorgar testamento, o bien el testamento otorgado es nulo, o bien el testamento ha perdido su validez con posterioridad. 


La perdida de validez de un testamento suele producirse cuando el heredero fallece antes que el testador, cuando el heredero repudia la herencia, o cuando el heredero resulta incapaz para suceder.

También puede darse esta situación cuando el testamento no especifica quienes son los herederos de todos los bienes o parte de ellos, o no se ha descrito con claridad a todos los herederos correspondientes.

¿Y qué pasa cuando alguien muere intestado…?

Las peores historias de terror en las familias suceden por dinero después de que alguien murió intestado y dejó sus bienes al “aire”.

Es ahí donde familiares, hermanos e incluso hijos y madres son capaces de cualquier cosa por quedarse con loas cosas.

Por eso, es mejor dejar TODO por escrito y ante Notario para que así no haya problemas.

Deja tu comentario