etiqueta lavadora

El “arte” de LAVAR

La ropa hay que lavarla y es algo que parece fácil e inofensivo ¿No?
¡Pues no!
El lavar tiene su chiste, mañas y técnicas.
¡Y no cualquiera lo hace bien!

Sobre todo los “primerizos” son los que la riegan, y son las recién casadas que en su vida habían lavado ni un calcetín, o las personas que se van a vivir solas…
También están los que estrenan lavadora…

¡Porque hay mucha gente que durante años no lava ropa en su casa, se la lleva a la mamá, a la abuela, a la novia…o la llevan a la lavandería!

Principios para el lavado:

• Separar la ropa
SIEMPRE hay que separar la ropa antes de meterla en la lavadora.

Esto quiere decir que NUNCA hay que poner juntas ropa de color y ropa blanca porque es muy fácil que se manche o se pinte.

Separa tu ropa antes de cada lavado según las temperaturas indicadas.

Y otro punto importante es si la ropa es delicada o no porque se lavan de diferente manera.

• Revisar accesorios
Una vez separadas las prendas, tendremos que revisar las bolsas, puños y demás, para retirar todos los elementos que pudieran haber quedado allí.
Si se queda un kleenex dentro de la bolsa de alguna prenda y se lava así va a quedar TODA la ropa con una especie de “pelusita” blanca muy difícil de quitar.
También habrá que cerrar braguetas, cierres y botones, para que no se enganchen en otras prendas.

• Ropa delicada
Es conveniente que las medias (de tejidos y de nylon o lycra), la ropa interior y las prendas delicadas se coloquen dentro de bolsas de lavado.
Si no tienes una, se puede meter la ropa dentro de una funda de almohada, para que no se deformen, enganchen en otras prendas ni pierdan sus partes y accesorios.

• Quitar las manchas

Hay que revisar la ropa por si tiene “manchas”. Algunas prendas tienen manchas recurrentes como:
Cuellos y puños de camisas (principalmente de hombres)
Rodillas de pantalones (generalmente los niños las manchan mucho, sobre todo de pasto)
Y siempre se corre el riesgo de manchar la ropa a la hora de comer, de grasa, chocolate, sangre, óxido, chicle…
Este será el momento de desmanchar o de tratar las manchas específicas (retirar restos sólidos, colocar desmanchador o jabón sobre las manchas, antes de poner la ropa en la lavadora)

• Jabón y suavizante

Hay que escoger el jabón para lavar, y esa es una elección muuuuy personal, hay un pasillo entero en el súper sólo de jabones para lavar, de polvo, en líquido, concentrado, en barra…

Para ropa de color, blanca, delicada, especial para ropa tejida (sweaters)

Lo que si es importante es poner la cantidad adecuada, si se pone poca la ropa no queda limpia y si se pone de más se mancha y además no se sale el jabón a la hora de enjuagar.
Si se pone demasiado suavizante la ropa queda como ”grasosa”

• Limpiar el filtro y la lavadora

El filtro con las lavadas y dependiendo del tipo y material de la ropa se va llenando de pelusa, así que hay que limpiarlo 1 vez a la semana.

Mantener bien la lavadora: Una vez al mes poner una taza de vinagre en la lavadora y ejecutar el ciclo de lavado sin ropa.

• Colgar
La ropa ligera se puede colgar en ganchos, de preferencia de plástico porque los de metal se oxidan y dejan manchas.

• Tender

Luego de lavar la ropa, se debe dar un secado apropiado (tendida, estirada, según sea el caso).

No dejar la ropa húmeda por mucho tiempo dentro de la lavadora porque se apesta y le salen hongos negros que a veces no se quitan.

Los sweaters y en general la ropa de algodón son muy pesadas, por lo que es conveniente ponerlas en la centrífuga para quitarles el exceso de agua y después envolver en una toalla, y dejarlos secar en tendederos horizontales para que no se “cuelguen” y se hagan “coludos”.

Secadora

¡La secadora es peligrosa! Ya se, es súper cómoda para los días de lluvia o si no tienes dónde tener, pero…

Como seca a base de calor, la ropa de fibras naturales como lino, lana y algodón ¡Se encogen! Igual que si las lavaras con agua caliente.
Así que si metes un sweater tuyo a la secadora es probable que cuando salga se haya convertido en una “chambrita”.

Lo que si es bueno es que como la ropa sale caliente y seca con solo pasarle la mano y doblarla y colgarla muchas veces no necesita ni que se planche.

Lava tu ropa según el tipo de tejido

• Algodón:
Encoge si se lava con agua caliente.
Las prendas de color o estampadas, hay que lavarlas solas la primera vez, ya que tienden a despintarse un poco. Trata de NO usar secadora.

• Lana:
Se recomienda lavar con agua fría, tender encima de una toalla y dejarla así para que absorba la humedad.

• Lino:
Hay que lavarlo siempre a mano y nunca centrifugarse. La temperatura del agua debe ser fría o fresca.

• Seda:
No admite temperaturas altas ni centrifugado, y es mejor hacerlo a mano siempre.

Tips

• Lava la ropa al revés, los colores se protegerán más y la ropa no se desgastará tan rápidamente.
• Conoce la simbología internacional del cuidado de las telas para obtener los mejores beneficios en tus prendas.
• Para las prendas de punto que se pueden lavar en lavadora, se recomienda usar el ciclo de lavado corto y el centrifugado moderado.
• Si la ropa tiene entretela o forro, hay que lavarla en seco para evitar que se deforme.

• En lo posible, debemos evitar mantener la ropa sucia en un recipiente hermético o demasiado cerrado, para evitar la formación de hongos y de malos olores.

Si la ropa se manchó con otra en la lavadora o porque tiene muchos colores entre si, es casi imposible dejarla como estaba.

Deja tu comentario